Nuevo proyecto en Guizhou

Hace poco mas de un mes el GUIZHOU HENFENG ZHICHENG FOOTBALL CLUB nos ofrecía un nuevo proyecto para entrenar al equipo hasta final de temporada con el objetivo de conseguir la permanencia en la Superliga china.

Tras aceptar este nuevo reto nos trasladamos a Guiyang, capital de la provincia de Guizhou, que está situada al Suroeste de China. Comenzábamos así una nueva aventura en el gigante asiático después de haber estado en Beijing y Shanghai. Convirtiéndose
ésta en mi tercera experiencia en el futbol chino aunque con una diferencia en esta ocasión y es que aceptaba un reto con la Liga ya comenzada.

Nuestro debut fue en casa en la jornada 8 contra el Tianjin Quanjian, equipo dirigido por el ex futbolista italiano, Cannavaro. Antes de comenzar el partido el equipo estaba en zona de descenso con 6 puntos, por tanto el camino a recorrer no iba a ser fácil, máxime teniendo en cuenta que mi equipo es un recién ascendido y hay muchos futbolistas que juegan por primera vez en la Superliga china.

El trabajo inicial fue conocer rápidamente a los jugadores y elegir al equipo mas adecuado al sistema de juego que íbamos a utilizar. Además de realizar una buena mentalizacion y elevar su autoestima para que no se vieran inferiores a ningún equipo. En el transcurso de este mes, hemos ido introduciendo variables físicas, técnicas y tácticas y sobre todo psicologicas para que el equipo vaya creciendo poco a poco buscando el objetivo final. Hemos disputado cuatro partidos con un balance de 2 victorias y 2 empates, sumando un total de 8 puntos más, estando en la jornada 12 en el puesto octavo fuera ya de la zona de descenso.

La verdad es que ha sido toda una sorpresa la respuesta de los jugadores a lo todo lo que les hemos ido pidiendo. Todo el cuerpo tecnico estamos muy satisfechos y contentos por el trato recibido en el club, en la ciudad y en especial por parte de toda la plantilla.

Nos quedan tres partidos para el final de la primera vuelta y el próximo partido en casa será contra el súper poderoso y campeón del futbol chino en las seis ultimas temporadas, el Guangzhou Evergrande. Es un partido de gran dificultad pero lucharemos como siempre para obtener un buen resultado a pesar de las grandes diferencias en presupuesto y jugadores pero en futbol nada es imposible. Porque la diferencia entre ganar y perder a veces consiste en creer que es posible y tener fe en conseguirlo y nosotros tenemos ambas cosas.

Saludos

Gregorio Manzano Ballesteros
Entrenador del Guizhou Henfeng Zhicheng, F.C.