Gran comienzo de la segunda vuelta en la Superliga china

La pasada jornada comenzábamos la segunda vuelta del campeonato enfrentándonos contra el Liaoning, un rival directo por la permanencia.

La primera vuelta la habíamos finalizado con 15 puntos en el puesto 11 y a solo 5 puntos de la salvación, por lo tanto el partido era a vida o muerte.

Antes del partido tuvimos una importante baja. Nuestro capitán Festus no pudo superar las molestias que tenia en su tobillo y causo baja en nuestra linea defensiva. Por primera vez, tuve que recurrir a la experiencia de Du Wei, un defensa central recién fichado de Hebei y que con apenas cinco entrenamientos debuto con el equipo haciendo un buen partido pero su inactividad le causó un problema muscular por lo que tuvo que retirarse antes de tiempo.

El objetivo en la charla previa al partido fue hacerles ver que para ganar teníamos que jugar con la intensidad con la que habíamos jugado frente a Henan, el trabajo colectivo que hicimos contra Chanchung y la ambición que habíamos tenido frente a Shandong. En estos tres partidos jugados fuera de casa, no habíamos perdido y por tanto teníamos que recordar lo positivo de cada partido para volverlo a hacer contra Liaoning.
Así fue. Salimos muy mentalizados y empezamos jugando bien y fruto de ese buen juego, marco Jelavic su noveno gol de penalty a los 17´ y el 0-1 subió al marcador. Este sería finalmente el resultado definitivo del partido.

La gran actuación del portero local hizo que no nos fuéramos con algún gol más a nuestro favor al descanso. Al final del partido sufrimos el acoso de un rival herido que lanzaba balones a la desesperada a nuestra area pero en esta ocasión los supimos neutralizar bien y terminamos sumando tres puntos importantísimos. Aumentando así nuestra diferencia respecto de los puestos de descenso a ocho puntos en esta decimosexta jornada.

Aun queda un difícil camino por recorrer. El proximo partido vuelve a ser fuera de casa. Esta vez será contra el Beijing Guoan , mi ex equipo, al cual le estaré siempre agradecido por la oportunidad que me dio de entrenar en la Superliga china pero sobre todo por el trato que recibí personal y profesionalmente y los numerosos recuerdos y muestra de afecto que siempre han mostrado sus aficionados conmigo.Espero que hagamos un buen partido y aun sabiendo la superioridad de presupuesto y de jugadores que tienen respecto a mi equipo intentaremos luchar para conseguir sumar puntos y seguir invictos fuera de casa.

Un fuerte abrazo

Gregorio Manzano Ballesteros
Entrenador del Guizhou Zhicheng