Demba Ba, te esperamos pronto

El fútbol está lleno de pequeñas alegrías, lo importante es saberlas distinguir en cada momento porque a veces suceden accidentes como en la vida misma que ensombrecen toda la felicidad del momento.

 

Jugábamos el  derbi de Shanghái contra el SIGP y ya se respiraba ambiente de fútbol en los días previos al partido. La distancia entre los dos equipos era de cinco puntos y la lucha por alcanzar los puestos de Champions le daba al partido una atracción especial.

 

Además, en la pasada temporada en los dos partidos de derbi venció el rival. Con una goleada de 5-0 en la ida y 1-2 en la vuelta. Hasta la fecha en esta temporada con mi equipo no habíamos perdido ningún partido en casa y nos sentíamos anímicamente fuertes.

 

Hubo mucho respeto en la primera parte entre  ambos equipos y el empate dejaba toda la emoción para la segunda mitad. Así fue. Un gol de Wu Leí  ponía a SIGP por delante del marcador y añadía más dificultad al partido. Pero lo peor aún estaba por llegar. En una jugada intrascendente de disputa por un balón cae DEMBA BA y nada nada más tocar el césped vemos que levanta la mano llamando al médico. Todos nos asustamos y cuando vimos los gestos de los compañeros llevándose las manos a la cabeza y haciendo gestos con las manos nos temimos la gravedad de la lesión. Se había roto la tibia y el peroné.  Esos minutos de asistencia en el campo fueron interminables. Los gestos de rabia y de impotencia de los compañeros en el campo y de los técnicos en el banquillo eran sobrecogedores. Si hay algún  jugador en mi trayectoria de más de 30 años de profesión como entrenador, honesto, honrado y cabal de los pies a la cabeza, ese es DEMBA BA. Que injusto es el fútbol a veces. Deja los terrenos de juego durante un largo tiempo el máximo goleador de la Súper Liga China con 14 goles y 3 en la Copa. Será una  gran baja para el equipo  en todos los aspectos.

 

El partido siguió y el equipo sacó fuerzas de donde no había y logramos remontar el partido. Era lo justo. Lo merecimos.  Salió ese espíritu de equipo que he ido inculcando día a día a mis jugadores y ellos se mostraron tal y como era DEMBA en el campo, honestos hasta el final. Quizá no seamos el mejor equipo en la tabla pero para mi si lo somos. Estamos luchando en inferioridad de condiciones económicas y deportivas con los grandes desembolsos que se ha hecho una vez más en la Súper Liga China, y estamos a 2 puntos de los puestos de Champions. Todo es mérito de mis jugadores.

 

El resto de temporada nos acordaremos de DEMBA, pero seguiremos confiando en nosotros y yo me sentiré muy orgulloso de mi equipo pase lo que pase porque las cosas más bellas del fútbol a veces no se ven, ni siquiera se pueden tocar, solo pueden ser sentidas con el corazón, y ayer sentimos todos dentro de nuestro corazón a nuestro compañero y amigo DEMBA BA.  Te esperamos pronto.

 

Un abrazo

 

Gregorio Manzano Ballesteros

 

 

 

 

Gregorio Manzano Ballesteros

Head Coach of Shanghái Greenland Shenhua, F.C.