Manzano: «El Atlético ha roto esa hegemonía de dos»

Llegamos al hotel de concentración del Beijing Gouang en Palma de Mallorca tras anochecer y terminado el entrenamiento del equipo para charlar con el entrenador español Gregorio Manzano, técnico de este equipo chino desde la pasada temporada, con el que alcanzó el subcampeonato. Tras tantos años dirigiendo equipos en España como Valladolid, Racing, Rayo, Mallorca, Atlético de Madrid, Málaga o Sevilla, tenía muchas cosas que preguntarle sobre la experiencia en China, su primera experiencia fuera de España, y una de ellas es por supuesto si algún día se ve entrenando en África a alguna selección. Charlamos durante un rato relajado sobre fútbol y éste es el resultado, espero que os guste.
Finidi.- Has escogido España y en concreto Palma, las instalaciones del RCD Mallorca, que tan bien conoces, para la pretemporada con el Beijing Gouang, ¿por qué?
Manzano.- Allí en Beijing por las temperaturas tan bajas en esta época siempre salen fuera, no hacen la pretemporada allí. El año pasado la hicieron en Dubái, siempre le dan a elegir al entrenador. Cuando me dijeron dónde, dije lógicamente España, había zonas como Marbella, la Manga del Mar Menor o Tenerife donde van muchos equipos, pero lo tenía claro, en España, Mallorca claro. Primero porque conocía la zona, y lo que más buscaba era alimentación y descanso, sabía que en este hotel Palace Atenea, nos iban a atender como en casa. Luego las temperaturas, hemos tenido días muy buenos, luego algún día de lluvia, pero estamos muy confortables y muy a gusto.
F.- Después de una larga carrera fuera de España es tu primera experiencia internacional.
M.- Hubo momentos anteriores para haber salido, incluso alguna selección con la que tuve contacto, equipos con contrato casi terminados, incluso China con otro equipo, pero en aquel momento no me dio esa corazonada para decir sí, no lo vi claro. Pero cuando vino a hablar conmigo el Beijing a Madrid me planteó un proyecto serio. Había estado allí Kanouté, que lo tuve en el Sevilla, me habló muy bien del club, de su seriedad, de su afición, dije sí y así fue como empecé esta experiencia, no me arrepiento para nada viendo cómo ha ido la primera temporada.
F.- ¿Qué crees que estáis aportando a la liga china tú y tu cuerpo técnico?
M.- La liga china es relativamente joven, es del año 92, 23 años, no se puede comparar, no es justo, con ligas europeas o americanas. Está en crecimiento, está introduciendo jugadores y entrenadores extranjeros, un entrenador como Lippi que lo ha sido todo cogió el Guangzhou Evergrande y ha sido campeón de liga y de la Champions de Asia por primera vez. Está Eriksson, están Sergio Batista o Conca, estamos una serie de entrenadores, ahora ha llegado Gillot a Shangái, estamos en un crecimiento permanente. Cuando llegamos el cuerpo técnico español les dije que representamos al fútbol español, soy el primer entrenador español en la liga, aunque antes estuvo Camacho como seleccionador. Les dije que teníamos que dejar nuestra impronta. El primer año ha sido magnífico, nos han dado el premio a mejor entrenador y eso significa que lo hemos hecho más bien que mal.
La Superliga China está en constante crecimiento, China está preparada, no descarto que alberguen un Mundial un día de estos
F.- ¿Qué futuro le ves a la Superliga china?
M.- Mejor que el presente sin duda, empiezan ya a exportar jugadores poquito a poco. Como muestra el mejor jugador que he tenido, con 23 años, mejor joven de la superliga, ha sido fichado por el Wolsfburgo, no un equipo cualquiera. Es un paso que tienen que dar, la exportación de jugadores, están haciendo colaboraciones con diferentes equipos, como Real Madrid, Atlético, Valencia, Villarreal, creo que va a competir de verdad. Sólo han estado en un Mundial y lo eliminaron sin marcar ningún gol, pero en la Copa de Asia después de 15 años pasaron a cuartos de final. La evolución tiene que ser de crecimiento, y no descarto que alberguen un campeonato Mundial.
F.- Comparando el nivel con liga europea, a qué nivel está.
M.- Salió un ranking en China, y ahí aparecía en el 167 la Real Sociedad, pues el Guangzhou salió por ahí, el campeón chino, y nosotros con ellos hemos competido hasta la última jornada. Es un poco la equiparación, creo que podríamos equipararnos a un equipo de primera española de media tabla para abajo.
F.- Desde tu punto de vista, cómo es la organización de la liga china.
M.- La liga tiene cosas distintas a la española, cosas buenas y cosas menos buenas. Cada país elige sus normas. La liga china permite cuatro extranjeros y un asiático, de los cuatro pueden estar en el campo tres. Otra norma, de los extranjeros no puede haber un portero, no se puede fichar un portero de fuera, quieren potenciar ese puesto. En el último partido el árbitro era japonés, para que no hubiera malos entendidos. Tienen cuatro plazas de Champions, el campeón de liga y el de copa van a Champions, el segundo juega una previa y el tercero dos previas. En la Copa juegan en el campo del débil a partido único hasta semifinales. Si es enfrentamiento de primera, se juega en el campo del peor clasificado, pues eso me va a pasar si Dios quiere. Y la final de la Copa es a doble partido y no único.
En China el campeón de Copa sí va a la Champions, las eliminatorias son en el campo del débil hasta semifinales.
F.- En cuanto al público qué tal los campos.
M.- Los campos están preparados para un Mundial ya, los estadios son espectaculares pero a veces está algo descuidado lo más importante, el césped, les falta un saltito, no es que estén mal, pero no están todos bien. Los equipos pequeños aún juegan a ponernos el campo mal. Los campos están llenos, por ejemplo nosotros tenemos 50. 000 espectadores todos los domingos, en un campo de 62 000, y no lo llenan por seguridad. En Beijing, para acceder al campo, debes pasar dos filtros. Todo está rodeado, y la policía custodia que la gente que esté es porque va al fútbol. Y hay una gran seguridad.
F.- Podemos mandar a Benito Mateo a que arregle los campos, ahora está en Valencia (ex cuidador de los campos del Malloca y el Málaga).
M.- Ha venido a vernos, muy buen profesional.
F.- Hablemos de la liga española, ¿te sorprende la liga del Atlético de Madrid?
M.- No sorprende porque ganó y fue justo campeón, sí sorprende que en las dos últimas jornadas los dos grandes tuvieran oportunidad y con la capacidad que tienen no fueran capaces. Pero no hay que desmerecer el mérito del Atlético, que rompió la hegemonía de dos después de muchos años, y creo que era necesario.
F.- Podemos decir que la liga ahora es cosa de tres.
M.- Sí
F.- O de cuatro.
M.- Ojalá el Valencia también esté metido. Con las competiciones europeas los equipos tienen siempre una factura, como bien sabes eso quema las piernas.
F.- Qué te ha parecido el regreso del “Niño” Torres al Atlético.
M.- Esperado, todo el mundo lo esperaba. Su salida fue un poco necesaria, por su crecimiento y la necesidad económica del club. Es el círculo que se cierra, ha sido bonito no sólo por su presentación con todo el estadio lleno, encima dos goles en el Bernabéu.
F.- ¿Favorito para la liga?
M.- De esos tres, quizá lleva una cabeza el Real Madrid de ventaja, pero no se puede descartar nada de Barcelona ni Atlético.
F.- Volviendo al fútbol chino, física, técnica o tácticamente, ¿está lejos del fútbol europeo?
M.- Físicamente no creo, hay que mejorar técnicas de entrenamiento, lo estamos haciendo. En su constitución no difiere. Tenemos cuatro extranjeros: un croata, montenegrino, sueco y argentino, y en los entrenamientos los chinos lo hacen igual o mejor. Sí les falta un concepto táctico de lo que es el fútbol colectivo, a nivel individual son muy buenos, pero el juego de conjunto y de asociación lo deben entender. Si lo aprenden como creo que este año lo han aprendido, darán ese salto.
F.- ¿Ha habido muchos problemas a la hora de comunicarte con ellos? ¿hablas ya chino? (risas)
M.- Ellos español (risas), no. Desde el primer minuto tuvimos un traductor chino que es un tipo estupendo. He dado pausa a las explicaciones, a veces los entrenadores lo liamos más, esto es mucho más fácil, hay que hacer las cosas sencillas, y que si no lo entienden pregunten o lo explico de otra forma. Tenemos el chino, el traductor inglés y el coreano, y no ha habido ningún problema. Me van entendiendo las bromas también.
No ha habido problemas de comunicacion, a veces los entrenadores lo liamos todo mucho y se trata de hacerlo más sencillo.
F.- La capital es muy grande, mucho tráfico… dónde vives, cómo te mueves…
M.- El estadio es éste (señala) y vivimos a dos minutos del estadio, a un minuto del campo de entrenamiento, y en la puerta 20 del estadio un restaurante de comida española. En un radio de no más de cinco minutos tenemos la vida en Beijing hecha, hemos tenido una gran ventaja, imagina en una ciudad de 25 millones de habitantes.
F.- Recibiste a Nadal, a Rajoy, eres el embajador español.
M.- Sabían que estaba allí y tiraron todos para allá (risas). Nadal vino al Open 500 y estuvimos viéndole lógicamente, le invitamos a cenar, nos pegamos una buena cena, y echamos un rato agradable. Y el presidente fue a una visita diplomática, nos invitaron a la embajada.
F.- ¿Hablásteis de economía?
M.- No, de fútbol, dijo que lee el Marca todos los días, eso le dije, que tiene que seguirlo.
F.- ¿De la Copa de África has seguido algo?
M.- No he podido demasiado, intentaba ver algo de la de Asia aquí en el hotel.
F.- ¿Te ves en África algún día? ¿te gustaría? y en qué país…
M.- Me han llamado alguna vez sí, algún representante me habló de alguna selección, pero no es cuestión de cuál me gusta más, hay que ver la oferta. Tiene una altura importante, selecciones importantes y hay entrenadores europeos. Si hubiera alguna posibilidad en el futuro lo miraríamos, Nigeria por ejemplo (risas).
Si hubiera alguna buena opción para dirigir en África en el futuro lo miraría.
F.- Todo el mundo mira cómo juega España, igual algún día te veo allí en Nigeria.
M.- Nos vamos para allá entonces, mejor embajador que tú no hay nadie.
F.- Muchas gracias.
M.- A ti, mucha suerte con este proyecto.
 IMG_5193 IMG_5194
 http://finidisports.com/es/manzano-el-atletico-ha-roto-esa-hegemonia-de-dos-hacia-falta-2/